22 de dez de 2008

Un deus rencoroso e feroz

José Saramago imparte leccións de Dereitos Humanos:

La sigla ONU, todo el mundo lo sabe, significa Organización de Naciones Unidas, es decir, a la luz de la realidad, nada o muy poco. Que lo digan los palestinos de Gaza a quienes se les están agotando los alimentos, o se les han agotado ya, porque así lo ha impuesto el bloqueo israelí, decidido, por lo vistos, a condenar al hambre a las 750 mil personas registradas allí como refugiados. Ni pan tiene ya, la harina se ha acabado, y el aceite, las lentejas y el azúcar van por el mismo camino. Desde el día 9 de diciembre los camiones de la agencia de Naciones Unidas, cargados de alimentos, aguardan a que el ejército israelí les permita la entrada en la faja de Gaza, una autorización una vez más negada o que será pospuesta hasta la última desesperación y la última exasperación de los palestinos hambrientos. ¿Naciones Unidas? ¿Unidas? Contando con la complicidad o la cobardía internacional, Israel se ríe de recomendaciones, decisiones y protestas, hace lo que viene en gana, cuando le viene en gana y como le viene en gana. Ha llegado hasta el punto de impedir la entrada de libros e instrumentos musicales como si se tratase de productos que iban a poner en riesgo la seguridad de Israel. Si el ridículo matara no quedaría de pie ni un solo político o un solo soldado israelí, esos especialistas en crueldad, esos doctorados en desprecio que miran el mundo desde lo alto de la insolencia que es la base de su educación. Comprendemos mejor a su dios bíblico cuando conocemos a sus seguidores. Jehová, o Yahvé, o como se le diga, es un dios rencoroso y feroz que los israelíes mantienen permanentemente actualizado.
[Máis: El Auschwitz de José Saramago, en Shema Israel]

4 comentários:

SIMON BAR KOCHBA disse...

Mas que se pode agardar de um sujeito que defende o estalinismo, o Gulag e o grande presídio cubano? Há quem o desculpa porque diz que "já está muito gagá", mas eu o lembro toda a vida dizendo o mesmo gênero de estupidezes...
Em todo caso é um documento que, para além de bochornoso, destila uma rância judeofóbia da pior espécie.

SIMON BAR KOCHBA disse...

Para além das gansadas de Saramago, aproveito para desejar-te Jag Hanuká Sameaj!

Julicheiro disse...

Non se pode agardar moito, non. Xa pasei de facer comentario porque un texto tan xudeofóbico xa cubre dabondo de esterco ao autor coma para ter que engadir nada.

Jag Hanuká Sameaj, Simón!

Anônimo disse...

Neste artigo de Saramago non hai opinions, só se constatan feitos.
Mágoa que o voso cinismo vos cegue no insulto e na prepotencia.
¡Israel asasinos!