19 de abr de 2007

A pantasma polaca


















Alterados pola deriva fascista que está a toma-lo goberno polaco, e co obxetivo de denunciar os atropelos que os homosexuais están a sufrir nese país dende a chegada ó poder dos infaustos irmáns Kaczynski, un grupo de blogueiros portugueses ven de promover o envío masivo de correos á embaixada polaca en Portugal.

A idea, que foi posta en marcha en Desvaneios Desintéricos, difundiuse en pouco tempo pola blogosfera portuguesa e, axiña dou o salto á brasileira. Penso que debería ter continuidade na galega, e por iso animo a todo o mundo a facelo propio, enviándolle un correo á embaixada polaca no Estado español.

Se esta clase de cousas é inadmisible en calquera parte do mundo, nun Estado integrado na Unión Europea resulta especialmente intolerable.

Para quen non queira pasa-lo traballo de pensar no texto, colgo aquí a traducción ó español dunha das cartas-modelo que se están a enviar as embaixadas polacas en Portugal e Brasil.

"Excelemtísima Sra. Embajadora de la República de Polonia:

Es con profunda indignación que me veo forzado a escribir esta carta.

Las recientes noticias de que el Gobierno que vuestra Ex.a representa se prepara para aprobar un conjunto de leyes y normativas orientadas a prohibir a los ciudadanos polacos homosexuales el acceso a cargos públicos constituye una violación de los Derechos Humanos y de los derecho de no discriminación y de igualdad de los ciudadanos europeos, garantizados por los Tratados de la Unión, que su País firmó con ocasión de su entrada en la UE.

Durante los gobiernos del general Jaruzelski, los años 80, el Presidente de Polonia, Lech Kaczynski fue miembro destacado de movimientos democráticos anti-comunistas. Un luchador por la libertad y por la solidaridad, detenido varias veces bajo la acusación de ser «un elemento anti-socialista». El hermano gemelo del Presidente, Doutro Jarostaw Kaczynski, actual Primer Ministro de Polonia, también fue un activista del Solidaridad y opositor al antiguo regímen comunista. El coraje del Presidente y del Primer Ministro de su País contra la barbárie y la persecución, son un ejemplo para todos que luchan hoy contra la intolerancia y los abusos de poder, practicados por el Gobierno y autoridades politicas de su País.

Lo más chocante, Señora Embajadora, es que los perseguidos de ayer, se transformaron en los perseguidores de hoy, en una Polonia cada vez más integrista e intolerante. Como consecuencia de la política de descriminación de los derechos de los homosexuales en Polonia, han surgido actos de violencia.



Recientemente, el periódico inglés The Independent, informaba acerca de ataques organizados por grupos de cabezas rapadas contra homosexuales, en Varsóvia. Los actos de violencia contra homosexuales se han multiplicado en Polonia, en gran parte debido al discurso intolerante e irrespetuoso hacia los derechos humanos, de los responsables políticos de su País.


Europa creció en la convicción de ser una espacio de libertad y democracia, un espacio de respeto y defensa de los derechos humanos, entre los cuales el derecho de cada uno vivir libremente su propia sexualidade. Europa no puede aceptar la persecución de los homosexuales en Polonia.


La defensa de los derechos de los homosexuales es parte integrante de la defensa de los derechos humanos y de los ciudadanos: no defender unos, es no defender los otros. La politica discriminatória llevada a cabo por el Gobierno que V. Ex.a representa es una clara violación de los derechos humanos. Un país que persigue ciudadanos suyos a causa de su preferencia sexual, no merece pertenecer a una Europa que deseamos cada vez más libre y tolerante.


Excelentísima Sra. Emabajadora: pactar con la discriminación de los homosexuales, como aquella que ha ocurrido en Polonia, es pactar con la violencia y la injusticia.


Estoy seguro de que V. Ex.a quiere que el Gobierno que V. Ex.a representa desean una Europa más justa, más tolerante y más democrática. Y también creo que quiere V. Ex.a quiere que el Gobierno que V. P.ej. a representa, concordará en que no es posible promover una Europa más democrática y más justa persiguiendo ciudadanos, con base a sus preferencia sexuales, o a cualquier otra.


La Polonia que persigue ciudadanos polacos homosexuales avergüenza la memoria de aquellos millones de ciudadanos de su País que, durante décadas, lucharon por una Polonia más libre, más justa y más tolerante.


Estoy convencido que los ciudadanos polacos, que en el pasado no tuvieron miedo de levantarse contra la intolerancia que se abatió sobre su País, sabrán levantarse hoy contra la intolerancia practicada por el Gobierno polaco, en nombre de Polonia más justa y más respectuosa con los derechos humanos.


Así lo espero.


Atentamente:


(Nome e DI)"


Animo a todo o mundo a tansmitirlle a súa crítica ás autoridades diplomáticas polacas. A embaixadora polaca no Estado español é Grażyna Bernatowicz, e a dirección de correo é embajada@polonia.es.

Nenhum comentário: