19 de jun de 2007

Escola de realismo

Por falta de tempo, non me está resultando posible seguir os últimos acontecementos de Oriente Medio. Sen embargo, onte, nun rato libre, estiven lendo Kontratempos e, ó chegar a este post, lembreime da entrevista co analista Robert Kaplan publicada no XL Semanal.

"XL. Usted sirvió en el Ejército israelí...

R.K. Sí, fue hace 30 años.

XL. ¿Llegó a entrar en combate?

R.K. No, no entré en combate. Era una época bien diferente de la actual. Estuve un año.

XL. No parece muy locuaz al respecto, ¿se arrepiente?

R.K. En absoluto. Me alegro de poseer esa experiencia. Cuando uno analiza el mundo, no puede ignorar el punto de vista militar; me ha ayudado a la hora de comprender muchas cosas. Saber lo que es entrar en combate, por ejemplo, es algo que muy pocos políticos y analistas tienen en EE.UU., o en España.

XL. En España no, desde luego...

R.K. Lo que quiero decir es que, antes de teorizar, hay que saber lo que ocurre en el mundo, sobre el terreno. Eso da a la discusión política un mayor grado de proximidad a la vida real.

XL. Por lo que veo, Israel le dejó una profunda huella...

R.K. Así es, allí la gente no opina para ser popular, las discusiones son más honestas que en ningún otro lugar. Saben que lo que piensan afecta a sus vidas. La política tiene consecuencias directas en la gente. Israel es un gran laboratorio de realismo. Vivir allí me convirtió en un realista, más que en un analista político." (...)

Aquí, na cómoda Europa, xulgámolos con lixeireza. Alí, onde o risco é real, non poden perde-lo tempo con vagas discusións conceptuáis, con prexuízos ou simplismo. Agora que está a xestarse un pequeno Irak ó lado haberá quen, sen pensalo dúas veces, lle bote a culpa a Israel. Os outros, os que xa nin se molestan en agocharse, nunca van estár no punto de mira dos que só saben guiarse polo catecismo.

Nenhum comentário: