14 de jan de 2009

Eles, os bondadosos

Gardiáns celosos do pensamento único, e escravos do seu medo a pensar en liberdade, disparan contra o pianista para impedir calquera posibilidade de reflexión crítica. Sobre o conflito de Palestina non se debate. Imponse argumentos camuflados de solidariedade e pacifismo, e calquera análise que estea fóra da ortodoxia progre é enviado aos infernos da maldade e da complicidade asasina. Por suposto, todo ben aderezado con campañas de difamación, insultos en todos os foros posibles, e algunhas lindas ameazas.
A liberdade cuspida, un artigo de Pilar Rahola.

2 comentários:

MAR disse...

Decía Goebbels que una mentira mil veces repetida se convierte en una verdad. En estos días hay mil mentiras mil veces repetidas y es una labor ineludible gritar las verdades que se ocultan bajo lo que se dice y lo que no se dice, que aun es mas difícil de desmentir. Vuelvo a estar en activo, por que creo que estos días debemos estar todos, hasta las reservistas como yo.

Julicheiro disse...

Benvida de novo! Non te imaxinas coma me alegro de que volvas a estar en activo, anque sexa por un motivo tan pouco grato... Bicos mil, e para o que queiras. Un abrazo enorme!